Press "Enter" to skip to content

La disfunción eréctil y sus tratamientos

Uno de los aspectos más importantes en la vida de todos los hombres, es la sexualidad. Esto se debe a que a través de las prácticas sexuales, de alguna forma los hombres refuerzan su masculinidad con su desempeño, resaltando cualidades tales como la potencia y la duración de la erección.

Sin embargo, algo que ocultan muchos hombres alrededor del mundo entero es que un gran porcentaje de ellos sufre de un trastorno sexual bastante común, llamado disfunción eréctil. De este modo, de acuerdo a las estadísticas, se sabe que el 39% de los hombres que pasan de los 40 años sufren este trastorno; mientras que al pasar los 50 años, el porcentaje se incrementa hasta el 69%.

En este post nos dedicaremos a explicarte un poco más sobre este mal que afecta no solo a los hombres mayores, sino también a algunos de menor edad. Por lo tanto, te invitamos a seguir leyendo y a descubrir los tratamientos que existen para eliminar este problema, y que los hombres puedan recuperar su vida normal y empezar a disfrutar con plenitud su sexualidad.

¿Qué es la disfunción eréctil?

La disfunción eréctil es un trastorno sexual bastante común, y consiste en la imposibilidad que tienen algunos hombres para conseguir la erección de su pene e incluso mantenerla el tiempo suficiente como para poder tener relaciones sexuales.

En tal sentido, se pueden identificar dos tipos de disfunción eréctil, una primaria y otra secundaria. La primaria es de origen congénito, y un tanto rara, debido a que se revela por el hecho de que el hombre que lo padece nunca ha podido tener sexo; mientras que la secundaria es el tipo más frecuente en la población masculina, quienes han tenido un buen historial de sexo, pero de un momento a otro empezaron a aparecer los síntomas de la disfunción.

Los casos más comunes son aquellos donde el hombre tiene una erección muy débil que no le permite tener sexo. No obstante, también se presentan circunstancias donde la erección es poderosa, pero en el momento de concretar la relación íntima, esta se esfuma.

Causas que producen la disfunción

Las causas que pueden ocasionar la aparición de este problema en los hombres pueden ser varias. Sin embargo, los especialistas señalan las siguientes:

  • Enfermedades que afectan el sistema cardiovascular, como por ejemplo la hipertensión, endarteritis, cardiopatía coronaria, etc.
  • Problemas a nivel hormonal, como la diabetes mellitus, tumor pituitario o prolactinoma, falta de producción de testosterona (hipogonadismo), hiper o hipoplasia de las glándulas suprarrenales, entre otros fallos.
  • Trastornos neurológicos entre los que se pueden mencionar la epilepsia, el Parkinson, efectos residuales productos de una intervención quirúrgica o una lesión en el cerebro, médula espinal, perineo o pelvis, depresión o esclerosis.
  • Enfermedades urológicas tales como insuficiencia renal, anomalías en los genitales, problemas en la próstata o vejiga.
  • El consumo de medicamentos que causan efectos secundarios como por ejemplo algunos diuréticos, los antihistamínicos o los bloqueadores betas, entre muchos más.
  • Causas psicológicas como el estrés, trabajo en exceso, presión social, etc.

¿Cómo se puede curar a un hombre con disfunción eréctil?

Una vez realizado el diagnóstico final de la disfunción, los médicos especialistas determinan qué tratamiento será el más conveniente para el paciente, según sean las causas que estén generando el problemas. Entre los tipos de tratamientos tenemos:

  • Medicamentos orales. Se trata de compuestos inhibidores de la fosfodiesterasa tipo 5, los cuales actúan previniendo el proceso de hidrólisis de la cGMP y ayudan a que la musculatura lisa vinculado al cGMP se relaje, lo cual resulta necesario para que se desarrolle una erección con normalidad. Entre los más comunes se encuentra el Sildenafil mejor conocido como viagra, que consiste en una píldora que viene en presentaciones de 20, 50 y 100mg. Asimismo, se tiene el Cialis Generico o Tadalafil, que igualmente es una pastilla de 20 a 40 mg. Ambos tratamientos son recetados para los problemas de disfunción eréctil.
  • Inyecciones. El Alprostadil o prostaglandina E1 se administra por medio de una inyección intracavernosa, con la que es posible conseguir una erección que dure más o menos media hora o un poco más.
  • Aparatos médicos. Son indicados para los hombres que no pueden conseguir que su pene se ponga erecto, para lo cual recomiendan un dispositivo de vacío, y después la colocación en la base del miembro de un anillo elástico que impedirá la pérdida de la erección en minutos.
  • Tratamientos quirúrgicos. Esta es la última opción después de recomendar todos los tratamientos anteriores y estos no hayan surtido efecto. En tal sentido, lo que se hace es implantar unas varillas y dispositivos inflables que harán que el paciente finalmente consiga una erección.

Prevenciones

Aunque sea difícil de creer, la disfunción es un trastorno que se puede prevenir. Por lo que para terminar, te daremos algunos consejos para impedir que este problema aparezca. De este modo, es necesaria la actividad física y el movimiento, evitar el alcohol, tabaco y otras drogas, cuida el colesterol y tu presión arterial. Finalmente, y seguro la opción que más te gustará, es mantenerte activo sexualmente.

Mission News Theme by Compete Themes.