Press "Enter" to skip to content

Editorial | Fiestas jubilares del Cusco: Empieza lo mejor del Perú

 

Hablar de la Capital Histórica del Perú es referirse a uno de los espacios más importantes de nuestro país. Cusco es el pulmón de la historia peruana, es el ombli­go del mundo. Y como hace varios años, la población y sus autoridades se aprestan a conmemorar el mes jubilar. Para esto, todo se encuentra listo, todo está expedido para la alegría de una raza milenaria que contagia al mundo en sus esperanzas y sus sueños.

En esta oportunidad, durante la celebración de sus fiestas jubilares, incluido el Inti Raymi que se realiza­rá el 24 de junio, la Capital Histórica del Perú espera congregar a más de 500,000 visitantes nacionales y extranjeros, que impulsarán el turismo en la región. No por algo, según cifras oficiales, todos los años en esta época llegan aproximadamente 300,000 visitan­tes, pero en esta oportunidad esperamos que esta ci­fra aumente a por lo menos medio millón.

Y tal como lo dice el propio alcalde provincial Víctor Boluarte Medina, son 30 días de celebraciones, que comprenden presentaciones culturales, pasacalles, exposiciones, homenajes y festivales folclóricos y gas­tronómicos, entre otros, organizados por la Empresa Municipal de Festejos del Cusco (EMUFEC), una pres­tigiosa institución integrada por profesionales cusque­ños.

En ese contexto, hace dos días con una impresionante escenificación incásica, el Cusco presentó sus fiestas jubilares y el Inti Raymi 2019 a nivel nacional e in­ternacional en el sitio arqueológico del Q´orikancha. Ahí estuvieron presentes, las principales autoridades locales, regidores, y el directorio en pleno de la EMU­FEC, todos encabezados por el alcalde Víctor Boluarte Medina.

Y no solo resaltamos la riqueza de la cultura viva del Cusco, a través de la música, danza y tradición que la caracteriza, sino que convocamos al Perú y al mundo a formar parte de las celebraciones de nuestra ciudad en su mes jubilar y unirse en un abrazo de hermana­miento.

Vamos a vestirnos de poncho y chullo y olvidarnos de nuestras diferencias para unirnos como hermanos, para pensar en el futuro de nuestra patria, en nuestra tierra.

De acuerdo a información de la propia EMUFEC, la presentación significó para que el directorio en pleno indique que en el presente año, habrá una serie de restricciones que debe cumplirse y, que en el trans­curso de los siguientes días, dará a conocer a la opi­nión pública con campañas de sensibilización.

Invocaron a la población cusqueña a ser partícipes de todos los actos programados durante el mes de ju­nio. También debemos resaltar, sin duda alguna que la fama del Inti Raymi, Patrimonio Cultural de la Nación, ha trascendido las fronteras peruanas. Hace más de seis siglos, el Inka Pachakuteq instituyó la Fiesta al Dios Sol y hoy en día, los cusqueños siguen la tradi­ción con el mismo fervor con el que sus ancestros lo realizaban.

Esta fiesta en su versión contemporánea, se realiza desde el 24 de junio de 1944 cuando se instituyeron las fiestas jubilares de la ciudad imperial a fin de re­cordar su milenario origen y por ser cuna de la Gran Civilización Inka.

Finalmente, nos sentimos orgullosos de señalar que para celebrar al Cusco nos juntamos de todas partes, de los cuatro suyos. Se trata, sin duda de un reen­cuentro entre hermanos, con nuestra tierra: la Pa­chamama, para agradecer nuestra existencia y para recordar que somos cusqueños. Somos buenos anfi­triones, no solo porque recibimos a los visitantes con los brazos abiertos sino porque, además, contamos con servicios y las garantías de seguridad para todo el mundo. Así sea.

Mission News Theme by Compete Themes.