Cantineoqueteveo: el concurso que estabas esperando

Una cosa que se lleva haciendo desde el albor de los tiempos es el concurso. Es una forma de, mediante variados contendientes, ver quien vale más en según que destreza. Y en el mundo digital no se iba a ser menos.

El concurso como tal: el SEO

Lo cierto es que cada vez es más conocido el concurso de José Márquez. La cantina marketera nos ha brindado el mejor concurso SEO de Madrid, cuya web oficial es cantineoqueteveo.es

El nombre viene porque al ser una palabra inventada, no goza de ningún posicionamiento, positivo o negativo, en Google. Es decir, es una auténtica tabla rasa con la que podemos jugar.

SEO son las siglas de Search Engine Optimization, y quiere decir posicionamiento en buscadores, nuestra labor es lograr potenciar una página web en los motores de búsqueda.

Esto significa que debemos conseguir que una página web suba en resultados. Y eso lo lograremos poniéndola arriba del todo en los buscadores, normalmente de Google, aunque puede ser con Facebook, Instagram Tinder, etc.

¿Es magia esto? En absoluto. Lo más simple es reformar la web desde dentro. Un ejemplo es que en muchos blogs se escribe en negrita palabras repetidas, que salen mucho en el texto, siendo estas las palabras destacadas.

Eso hace que, por ejemplo, yo tengo un blog de coches y me gustaría que darle visibilidad fuese posible. Pues sencillamente en un artículo de Ferrari pongo en negrita las palabras italiano, diseño, o motor.

¿Qué efectos tiene? Pues que cada vez que alguno de los múltiples apasionados del motor busque en Google “motor” o “diseño”, la página web saldrá más arriba del buscador. Si ya hace clic o no, es cosa suya, pero cuanto más arriba esté, más posibilidades hay.

Tampoco podemos simplificar el concurso en esto. Hay mucho más para mejorar el SEO. Existen robots que ordenan las distintas páginas de nuestro sitio web para simplificar el trabajo al algoritmo de Google.

Y es que este algoritmo se compone de bots (usuarios artificiales, por simplificar) que recogen información de nuestra página y la posicionan. ¿Pero, cómo funciona exactamente?

Pues la realidad es que nadie lo sabe. A todos nos gustaría entender a Google, pero al final consiste todo en prueba y error. Es decir, probamos distintas cosas en las web, y vemos cual de estos sitios acaba mejor posicionado.

Tácticas habituales y normas del concurso

Algo que debemos saber de casi no hay normas. Gana el que mejor posicione la web en Google, asociándola a la palabra cantineoqueteveo. Pero luego puede haber mil tácticas a utilizar.

Solo los ingenuos creen que hay que utilizar principalmente el contenido de la web. En general, los que piensan que si una web es buena ya va a tener visitas son los mismos que piensan que un toro no les embestiría por vegetarianos.

Y es que las tácticas son muy variadas, por ejemplo el spam. Si uno lleva tiempo en Internet y conoce a gente de blogs o foros, como Forocoches, Telva y muchos más…Estos usuarios pueden aumentar las visitas de la web de turno.

Claro que, ¿entonces es un concurso de contactos? Pues no necesariamente. Para empezar sería necesario que el webmaster del foro te diese permiso para hacer spam, y eso suele ser a cambio de algo.

Pero aparte de vender el alma a un foro, también se puede hacer publicidad por redes sociales. Empresas como Desatranques Jaén (no es broma), se han hecho famosas gracias a la labor de sus CMs.

Esto es, los community managers, que han conseguido con gracia y oportunismo llegar a la gente. Si se lograse lo mismo con la web, serviría para tener muchas visitas.

Luego tenemos ya técnicas más elaboradas. Por ejemplo podemos mandar bots para que refloten nuestro sitio web, contando así como seguidores y visitas. Aunque estos son un arma de doble filo, que podemos usar contra el adversario.

Por ejemplo los bots pueden ser dirigidos a otra de las web concursantes, hacer pensar a su creador que ya tiene muchas visitas o seguidores. Y en ese momento simplemente hacerlos desaparecer, dejando al rey desnudo, como se suele decir.

Podríamos pensar que es una táctica sucia, y desde luego nadie lo duda. Pero hay que entender que el mundo digital se parece más al salvaje Oeste que a una oficina. Vamos, que se viene llorado de casa.

Recomendamos participar para poner a prueba las habilidades de cada uno, y de esa forma conocerse a sí mismos. Además, grandes empresas estarán viendo el concurso cual ojeadores de fútbol, sería interesante demostrarles lo que valemos.

Además de eso la competencia y las mejoras en nuestras habilidades, además del suculento premio de 10.000 euros, y una buena oferta de trabajo. Es un concurso que puede cambiar la vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.