Press "Enter" to skip to content

Rememorando los 25 años de Chillico

Entrevista con Cesar Aguilar Peña

Por Rony Bernaola Rivas

Cesar Aguilar, más conocido como Chillico, es artista plástico por la Escuela de Bellas Artes de Cusco. Director de la revista de humor, caricatura, historieta y arte «Chillico». Ganador del Premio Nacional de Caricatura organizado por la UNMSM (2001). Actualmente, colabora en la revista «Hildebrant en sus trece».

  1. Cesar, el año pasado cumpliste 25 años dirigiendo la revista Chillico. Coméntanos al respecto.

Son 25 años, y es como si ayer hubiéramos empezado este proyecto. Nosotros ¾digo nosotros, porque Chillico es todo un equipo¾, nunca pensamos que el trabajo de la revista ¾bueno, yo particularmente¾, de hacer caricatura, historieta, humor gráfico, al menos en nuestro medio iba ser reconocido. Llegado los 25 años, y desde la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco en el marco de la V Feria Internacional del Libro de Cusco, nos hicieron un homenaje. Luego la Municipalidad provincial de Abancay, nos otorgó la medalla de Hijos ilustres, porque la revista circula en Cusco, Abancay, Andahuaylas, Grau, Ayacucho, Puno y a un principio en Arequipa. Luego la Municipalidad provincial del Cusco, tuvo a bien de entregarnos la Medalla de la ciudad.

  1. Tu especialidad tal vez son las caricaturas humor político, por eso tal vez eres caricaturas de «Hildebrant en sus trece». Coméntanos.

Hemos llegado a laborar en la revista «Hildebrant en sus trece», a partir de una caricatura que mi hijo había mandado, y esa caricatura conquisto a Hildebrant. Es una caricatura que lo realice en una Wacom, que tenía guardado unos 8 meses. Hice esa caricatura masomenos en unos 20 a 25 días, posterior envía mi hijo a Hildebrant, y él pide más, y debía hacer una caricatura en 2 días. Fue una travesía, porque enfrentarme a una máquina, en un programa que yo no sabía, ha sido muy complejo para mí. Te cuento que yo no tenía tiempo ni para desayunar, almorzar, porque debía dedicarme a solucionar los problemas que me afrontaba la técnica, que yo no dominaba.

  1. Aparte de hacer historietas o caricatura de humor político, también hiciste adaptaciones de algunos cuentos de José María Arguedas, como el caso del «Sueño del pongo» o el «La agonía del Rasu Niti». Qué nos puedes decir al respecto.

En el caso de José María Arguedas es: «Sueño del pongo», «La agonía del Rasu Niti» y «Warma Kuyay», cuentos que los he adaptado a historieta. También, este libro interesante «Los comentarios reales de los incas», adaptado a historieta. Considero que son de lectura indispensable, porque está pensando en los niños y niñas. Pues cuando ellos lo leen, se dan cuenta de dónde vienen, quiénes son y hacia dónde van. Ósea, es para consolidar, reforzar esa su identidad cultural. También para motivarles más adelante la lectura completa de estas obras importantes, que todo peruano y estudiante debe leer y conocer.

  1. Estamos hablando de José María Arguedas y sabemos que el día viernes pasado se recordó los 108 años de su nacimiento. Bueno, te encontré, o nos vimos en el «Muro de la verdad», un muro que ha sido un espacio ganado por ti, o un colectivo. Explícanos sobre este Muro.

El muro, de un tiempo a esta parte, se ha convertido en un espacio importante de expresión artística, cultural y también de protesta. Cuando hay protestas, los ciudadanos del Cusco, van con sus carteles y lo dejan en el muro, y esos carteles están 2, 3 o 5 días. Por eso este muro está constantemente hablando. Ahora se está discutiendo sobre la peatonalización de la Plaza de Armas. El poder judicial, ha ordenado la reapertura de una de las calles, que da hacia la compañía, entonces nosotros nos ponemos a pensar y decimos quiénes van decidir sobre la Plaza de Armas, ¿los abogados?, ¿los jueces?, ¿los taxistas?, y en medio de todo ello, es importante creo aperturar un espacio de dialogo, debate, y ahí estamos nosotros, quienes hemos creado este espacio de expresión artística, cultural y de protesta. En el corazón mismo del Cusco. En medio de todo ello, considero que es importante haber aperturado este espacio.

  1. Coméntanos también, al respecto de cómo fue tu formación de caricaturista, artista, o dónde lo realizaste.

Este ha sido un proceso. Yo tengo estudios académicos en la Escuela de Bellas Artes, dentro de la especialidad de dibujo y pintura. Pero, nunca nos enseñaron a hacer caricatura, historieta o dibujo animado. Yo me formé de manera autodidactica. Quien me influenció en esto, fue Luciano Olazabal. Él, siempre dibujaba caricatura, y yo en un momento dije, haber voy a dibujar, y de pronto me salía las caricaturas. Íbamos a un sitio dibujábamos, en otro igual, creo que el oficio del artista, del dibujando es ese, dibujar y dibujar.

  1. Para finalizar, cuéntanos una experiencia desagradable de Chillico, ya que hablamos de lo bueno, ahora nos toca algo desagradable. Sabiendo que Chillico es una revista de humor político que no a todos los gusta, principalmente a las personas a las cuales va dirigida la caricatura.

Quizá, este asunto que uno trabaja las páginas de Chillico, con todo el entusiasmo, con toda la inquietud, consultando a diferentes mentes para que nos sugieran. Es toda una emoción el trabajar Chillico. Entonces, el momento desagradable es cuando salimos a buscar el financiamiento, pues es caro sacar una revista. Había un tiempo, donde caminaba bastante, y de las 10 o 15 solicitudes de auspicio que solicitaba, casi todas son rechazadas. Esos momentos agrios creo que son los más desagradables que desaniman, pero igual nosotros hemos continuado. Ahora ya no camino mucho, lo hacemos por teléfono. Recurrimos a los amigos. Hay amigos de buen corazón y también de buen bolsillo, quienes nos aportan y colaboran para que Chillico siga saliendo.

Mission News Theme by Compete Themes.