Press "Enter" to skip to content

Gobiernos empiezan a considerar eCigarettes en su estrategia antitabaco

  • Países como Nueva Zelanda, Reino Unido, EEUU e Italia están cambiando sus políticas de salud pública considerando nuevos enfoques de lucha antitabaco
  • Nueva Zelanda tiene planes de ser un país libre de humo en 2025

Cambios profundos en las regulaciones y los impuestos son las primeras iniciativas que algunos gobiernos y estados están planteando para luchar contra el tabaquismo.

Nueva Zelanda, por ejemplo, está comenzando un plan para que en algunos años los fumadores se hayan cambiado a alternativas menos dañinas como los eCigarettes. Para 2025 esperan haber erradicado los cigarrillos convencionales.

En esta nueva estrategia la reducción del daño es la clave para que surja una nueva regulación antitabaco, la cual reconoce el potencial de los productos sin humo y de riesgo reducido.

El gobierno de este país está creando una estrategia que busca que los fumadores tengan fundamentalmente: acceso a productos de tabaco sin humo y que haya campañas de información sobre los eCigarettes como alternativas como opción para dejar el cigarrillo.

El Ministerio de Salud de Nueva Zelanda busca que este enfoque se constituya en un complemento para las políticas de salud pública de este país.

Según la oficina de la ministra de salud, Jeny Salesa, “existe un consenso científico que dice que vapear es significativamente menos dañino que fumar”.

Los vapeadores y los productos de tabaco sin humo no combustionan y son, por lo tanto, “mucho menos dañinos que fumar”, según el documento publicado por el Ministerio.

¿Que productos están en esta lista?

Entre los más populares están los que calientan tabaco (Heat not Burn) y otros como los vaporizadores electrónicos (E-cigarettes).

Hay diferentes versiones de dispositivos electrónicos cuyo funcionamiento emite vapor pero no humo, causante de los problemas de salud con cigarrillos convencionales.

Estos productos ya se comercializan en otros países en Europa, Asia y Latinoamérica y  están siendo adoptados como una alternativa de cambio que permita que los fumadores cambien a dispositivos potencialmente más seguros.

Según estudios recientes, la exposición a elementos nocivos es entre un 90 a un 95% menor que la exposición por cigarrillos convencionales.

Desde 2014, los productos de tabaco calentado se comercializan en más de 40 países del mundo, entre ellos: Canadá, Japón, Portugal, Rumania, Rusia, Suráfrica, España, Reino Unido, Alemania, Italia e Israel.

En Latinoamérica, se encuentran en Colombia desde el 2017, así como en Guatemala, Republica Dominicana y Curazao.

Mission News Theme by Compete Themes.