Indulto, República Lobista y Cogobierno Neoliberal PPK-FPK

Esta por sellarse el acuerdo del Co-gobierno Neo­liberal entre PPK (en el Poder Ejecutivo) y el Fu­jimorismo (con mayoría en el Congreso). Lo con­sagra el Poder Bancario Financiero, supeditado al poder imperial de USA en crisis, que es quien dirige el Estado y la economía nacional imponien­do una República Lobista. Con este Pacto de la infamia, asumen los resortes claves del Gobierno real, para acrecentar la corrupción y el saqueo de la patria.

Su emblema es el indulto a Fujimori y su Estado Mafioso, que servirá también para Montesinos, su gavilla y otros similares. Buscan “perdonarle” los graves delitos (saqueo a los recursos públicos, asesinatos, terrorismo de Estado, golpe de Esta­do, narcotráfico, régimen mafioso, violaciones a los derechos humanos y ciudadanos, etc.). Quie­ren limpiarlos de los delitos cometidos durante la Autocracia Mafiosa (1992-2000) y sentenciados con sólidos fundamentos por el Poder Judicial del Perú y Cortes Internacionales. Este indulto es un insulto a la Patria, al pueblo ciudadano y a la me­moria.

Pero es mucho más que eso. Es el pacto para resolver a favor del poder Plutocrático la actual crisis del Régimen e imponer su República Lobista Neoliberal, autoritaria y apátrida. Pretenden ex­tender la impunidad a los graves delitos de co­rrupción y violaciones de derechos cometidos por los últimos gobiernos. Vivimos una de las peores crisis de Régimen de República en nuestra his­toria. Los últimos cuatro Presidentes (Fujimori, Toledo, García y Humala) afrontan graves denun­cias probadas por graves delitos de corrupción. No solo se han apropiado de recursos públicos. Han saqueado al país, trabando su desarrollo, precarizando la vida, el trabajo, la cultura, la so­ciedad misma. Con el indulto y el Pacto Neoliberal Gobernante, buscan impunidad para ellos, y pre­tenden consagrar y continuar esas políticas.

El Pueblo, que es la patria ciudadana movilizada, requiere la unidad de sus fuerzas patrióticas, de­mocráticas, progresistas, de izquierda y centroiz­quierda, que, en el Bicentenario del 2021, desde el sufragio democrático, construya la República de Ciudadanos, con soberanía, libertad, demo­cracia, trabajo y dignidad, en unión a la Patria Grande Latinoamericana.

Por: Manuel Dammert