Divide y reinarás

Hemos estado viviendo los últimos años en total co­rrupción y desorden. Esta anomía que vivimos, desde el ingreso del neoliberalismo salvaje en el país, se ha manifestado en los acontecimientos que a todos nos han dejado hastiados de la deplorable clase política que hay en el Perú.

Muchos creyeron que un técnico, especialista en eco­nomía y con un discurso “pro-emprendedor” era el idóneo para ayudarnos a revertir la situación de sub­desarrollo en la que vivimos. Sin embargo, la realidad es que el Estado ahora está siendo dirigido por un economista “de lujo”, técnico (lobbysta del petróleo) e hijo predilecto de la CONFIEP y estamos peor que nunca.

Muchos se preguntarán: ¿Y cuándo empezará el pre­sidente a ejercer sus funciones? Ha pasado casi un año desde que elegimos a ese vetusto incapaz como ocupante del sillón presidencial y la única acción con­creta que realiza es gobernar desde su casa en San Isidro y asistir puntualmente al Club de Golf para re­lajarse mientras el resto del país se cae en pedazos…

Hoy, boquita de caramelo no puede reír ni ironizar. Estos días hemos sido testigos de los crímenes, que se han dado a conocer, a raíz del lamentable incendio en Las Malvinas. Hoy sabemos con certeza cuanto duele un pan en la boca de los que no son amigos de PPK, hoy vemos las consecuencias de la corrupción, extorsión y podredumbre en cada peldaño del Estado y las condiciones inhumanas en las que un peruano debe trabajar si quiere sobrevivir.

Infinitos atentados imperdonables como estos, en el Perú pasan por agua tibia. ¿Dónde quedaron los de­rechos laborales o los tan mentados Derechos Huma­nos? ¿A dónde se dirige el país? ¿Qué vamos a hacer?

Si seguimos esperando algún fenómeno o incidente supra-terrenal, estamos equivocados. #WawaQue­NoLloraNoMama. Tenemos que organizarnos y resis­tir, pues nos quedan 4 largos años de abusos y robos a mano armada desde el gobierno y nadie va a hacer nada por nuestros profesores, por los jóvenes explo­tados, por las víctimas de DOE RUN, por ti ni por mí.

Es el momento de organizarnos, pero nada se logrará si el país sigue totalmente dividido, los de arriba y los de abajo, los anti Fujimori y los fujimoristas, los que están a favor de la ideología de género y los que difunden el #ConMisHijosNoTeMetas, los emprende­dores y los pesimistas, los que trabajan para vivir y los que viven para robar. Y al final todos estamos en el mismo saco, sufrimos las mismas enfermedades sociales, nos siguen asaltando, ultrajando, asesinan­do… Y ESTO VA A SEGUIR ASÍ, si seguimos más par­tidos que florero roto.

Esta interminable división sigue beneficiando a los grandes intereses, mientras nos peleamos entre no­sotros, los ratones siguen haciendo fiesta (Lobby, ne­gociazos, faenones, cutras, etc.). Y esto es lo que quieren: Dividirnos y reinar. Llenarse la panza con la salud y la educación de nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos.

POR: CRICIA OCHOA HUAMANTICA