Un análisis al cambio climático

0
19

Nuestra ciudad viene sopor­tando de un tiempo a esta par­te, cambios inusuales sobre los cambios en el clima, tempera­turas elevadas insoportables en el día y frio debajo de cero grados por la noche, y es algo irrefutable que el registro paleoclimático muestra, es que el clima de todo el planeta está siempre cambiando, razón suficiente por lo que muchos profesionales, especialistas, científicos estudian la variabilidad climática del pasado en diversas escalas de tiempo para encontrar indicios que ayuden a la sociedad a planificar en relación con los futu­ros cambios climáticos, estudios que nos permitirá com­prender de qué forma el ser humano está influenciando el sistema climático del planeta.

Ver para creer dicen, y eso la naturaleza nos está mostran­do, como el aumento de la temperatura viene provocando la disminución y en otros la desaparición de nuestros gla­ciares, disminuyendo la disponibilidad de agua potable, en otros casos están desapareciendo el agua de los manantes, esto viene provocando en el rendimiento de varios produc­tos agrícolas, esto viene generando que muchas enferme­dades vengan generando impactos negativos en plantas y animales los que los vuelven vulnerables para que estos mueran, trayendo como consecuencia que el hombre cada vez busque alternativas para una alimentación engañosa, generando consecuencias en la calidad de vida de los seres humanos. Todo esto donde nos lleva, a una mayor pobla­ción pobre, insuficiente infraestructura básica para el ac­ceso al agua potable y para el saneamiento, inestabilidad económica y excesiva deuda pública, destacan entre los factores que imponen estas limitaciones.

Motivo que por el cual, 195 naciones el 12 de diciembre del año 2015 en Paris firman un acuerdo histórico de combatir e impulsar inversiones para un futuro bajo en emisiones de carbono y generar una cultura sostenible con respon­sabilidades históricas, presentes y futuras. Laurent Fabius en conferencia de la UNU dice “Las naciones se han unido para abordar al problema más serio al que enfrenta la hu­manidad”, donde el esfuerzo colectivo es más valioso que la suma de nuestros esfuerzos individuales, hemos entra­do en una nueva etapa de cooperación global en uno de los asuntos más complejos a los que se enfrenta la humani­dad. Christiana Figueres secretaria de ejecutiva de marco de las naciones unidas sobre el cambio climático dijo. “Un planeta, una oportunidad de hacerlo bien, y lo hicimos en Paris, hemos hecho historia juntos, es un acuerdo por la convicción, es un acuerdo por la solidaridad con los más vulnerables. Es un acuerdo de visión a largo plazo y debe­mos hacer de él, el motor de un crecimiento seguro”.

Y al escuchar al presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que asegura que el calentamiento global era un invento para atacar la economía americana, prohibiendo la utilización de cualquier referencia al cambio climático en los sitios y documentos oficiales, acto seguido firmó un decreto que prohíbe a la EPA (Agencia norteamericana de Protección Ambiental), que actualice sus sitios web, sus redes sociales, sus blogs o que publique o entregue al pú­blico información sobre su gestión del medio ambiente, o sobre la protección del mismo. De igual manera prohibió a la EPA recaudar fondos para sus actividades o realizar nuevos contratos, esto entre tanto el Congreso aprueba el nombramiento del nuevo director de la agencia.

Al igual que Trump, en el Cusco existe un docente uni­versitario que sale en televisión indicando que el cambio climático es un fenómeno natural y que no tiene nada que ver con la actividad humana. Una vez en clase hubo una pregunta, ¿Que pasaría si encontramos oro en el nevado del Ausangate, donde se ubica el Señor de Ccoyllority, lo explotamos?, este mismo docente dijo que si, cuando te­nemos que mover la economía de una ciudad no tenemos que respetar nada, ni falsas idolatrías, ni medio ambiente, ni nevados, primero es tomar lo que se encuentra para conseguir mayores recursos, sin recursos no hay desarro­llo. Con esa tesis muestra su desconocimiento del tema y niegan las evidencias que existen al respecto, además de despreciar las evidencias científicas de estudios de profe­sionales Cusqueños y de respetables instituciones públi­cas y privadas han desarrollado y de la misma Universidad San Antonio Abad del Cusco donde muchos estudiosos han desarrollado muchas investigaciones, por muchos años, donde muestran evidencias reales y sostenibles que han sido reconocidas a nivel local nacional e internacional, que estamos queriendo decir, doble moral con los colegas y con lo que opinamos, a veces es bueno desarrollar un estudio y análisis más profundo sin mediocridades, que me hace recordar las palabras del jefe indio “Solo después que el ul­timo árbol sea cortado, solo después que el ultimo rio haya sido envenenado, solo después que el ultimo pez haya sido atrapado, solo entonces nos daremos cuenta que no nos podemos comer el dinero”, muchas veces preferimos el de­sarrollo y sembrar economía en base al riesgo de nuestras vidas, a eso no se llama desarrollo sostenible.

Percy Taco Palma
Doctor en Ciencias y Tecnologías Medioambientales