Viernes, Julio 12, 2024
spot_img
HomeLocalesEntregan resolución que declara Patrimonio Cultural de la Nación al Pututu

Entregan resolución que declara Patrimonio Cultural de la Nación al Pututu

En emotiva ceremonia por las fiestas jubilares

En una emotiva ceremonia caracterizada por el potente retumbar de caracolas marinas y cánticos andinos, la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, entregó la Resolución N° 0109-2024 del Viceministerio de Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura mediante la cual se declara Patrimonio Cultural de la Nación a los significados, usos y técnicas tradicionales relacionados al instrumento sonoro Wayllaq’epa o Pututu en el departamento del Cusco.

Este reconocimiento al pututu se otorga por representar la síntesis y testimonio de un proceso histórico como emblema de autoridad desde el periodo precolombino hasta nuestros días y su vigencia en sistemas de autoridades tradicionales, festividades y celebraciones rituales, donde su ejecución es uno de los principales elementos identitarios para las comunidades.

La entrega la hizo el director de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Cusco, Arq. Guido Bayro a las autoridades tradicionales de los distritos de Chinchero, San Pablo, San Jerónimo y a los directivos de la Asociación Cultural Qosqo Pututu Q’epachi, en ceremonia realizada en el Museo Histórico Regional de la Casa Garcilaso. Asimismo, la resolución será entregada a las municipalidades provinciales de Cusco, Calca, Canchis, Paucartambo, Quispicanchi y Urubamba, donde este instrumento prehispánico tiene notable vigencia.

“De acuerdo al estudio y sustentación histórica realizada por los especialistas de nuestra entidad, el pututu o wayllaq’epa, era uno de los productos marinos que conseguían los mercaderes de la cultura Chincha, mediante el intercambio en la actual costa del Ecuador y lo trasladaban hacia el Cusco y el altiplano para intercambiar con productos propios de cada zona” explicó el Arq. Guido Bayro.

En el Tawantinsuyu, el pututu o wayllaq’epa, fue uno de los objetos emblemáticos de los kurakas, que representaban el poder y autoridad del inca. Además, sirvieron como instrumento sonoro para repeler enfermedades, hambruna, pestes o fenómenos atmosféricos, en conflictos bélicos y en las grandes festividades como el Qhapaq Raymi.

Durante la colonia y en la época republicana, este instrumento sonoro mantuvo su vigencia con diversos usos y se utiliza en las comunidades, durante las festividades patronales, siendo usado por las juntas directivas y comités, como símbolo de autoridad y de jerarquía.

Su sonido depende de la amplitud de su valva la cual funciona como caja de resonancia, el grosor de las paredes del instrumento y la técnica de ejecución mediante la posición de labios y fuerza del soplo determina variaciones en el ritmo e intensidad del sonido.

La entidad cultural y la comunidad de portadores, cada cinco años elaborarán un informe detallado sobre el estado de la expresión declarada, registrando los cambios producidos, los riesgos que pudiesen surgir en su vigencia, y otros aspectos relevantes, para su salvaguardia.

MÁS ARTÍCULOS

Most Popular